LA IMPORTANCIA DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR EN TIEMPOS DEL COVID-19

 

Lic. Laura Cardozo- Lic. Cecilia Ferrino

En este artículo, vamos a tratar la importancia de generar las condiciones necesarias en las familias de personas con trastorno del espectro autista, en el marco de la emergencia sanitaria que estamos atravesando a nivel mundial. Las alteraciones en la vida cotidiana que provoca la cuarentena y el aislamiento social obligatorio, pueden tener un impacto negativo en familias y personas con esta condición, si no se aplican los apoyos y las estrategias necesarias. Todas las familias necesitan rutinas. Estas, ayudan a organizar la vida y a evitar que la jornada se vuelva muy caótica. Los niños y adolescentes prosperan mejor, cuando las rutinas son habituales predecibles y constantes. En los tiempos que nos toca vivir, establecer rutinas eficaces que logren mantener el equilibrio es uno de los grandes desafíos que tienen nuestras familias. Es importante recordar que estas servirán para aprender hábitos indispensables. La presentación de la rutina hace comprensible el entorno. Insistimos tanto en ello porque la falta de organización es uno de los factores que pueden desencadenar la aparición de conductas disruptivas y crisis alterando muchas veces, todo el funcionamiento del entramado familiar. Pensemos ¿cómo reaccionaríamos si no pudiéramos leer las claves del ambiente que nos permiten darnos cuenta lo que está ocurriendo o lo que va a ocurrir en el momento siguiente? El hecho de presentar una agenda de actividades sea (escrita o de imágenes), desde que comienza el día hasta que termina, va a proporcionarles anticipación. Sabemos por la experiencia en el aula lo importante que es permitirles ver o hacerles saber cómo va a ser su día, qué elementos van a utilizar y qué técnicas van implementar. Es importante también, que los adultos puedan alternar los roles y las responsabilidades respecto de las rutinas de los niños. Esto va a proporcionar que cada integrante pueda encontrar tiempos para sus actividades personales tan necesarias para su desarrollo personal, logrando así una mejor calidad de vida familiar. A continuación les brindamos algunos consejos que pueden resultarles útiles a la hora de repensar y reorganizar la dinámica familiar.  Distribuir el día entre actividades de colaboración en el hogar, rutinas escolares, actividad física, higiene, tiempo de esparcimiento y juego, relajación y descanso.  Dividir las tareas en forma equitativa de acuerdo a las habilidades de cada integrante.  Utilizar apoyos visuales.  Cumplir las rutinas todos los días o la mayor parte de la semana.  Utilizar el sistema de comunicación habitual.  Administrar un sistema de refuerzos.  Utilizar medios tecnológicos para mantener contactos sociales y afectivos con seres queridos (whatsapp, videollamadas, llamadas telefónicas, zoom).  Implementar un sistema para que los niños puedan dar a conocer sus emociones. Organizar la rutina de nuestros hijos, es también organizar nuestra rutina. Cuando presentamos un entorno que les proporciona estabilidad y tranquilidad, tanto su conducta como sus emociones van a estar más reguladas, influyendo positivamente en lo individual y en toda la estructura familiar. Cuando todo funciona bien, el estado de ánimo de los integrantes de la familia mejora de forma notable.

Rate this item
(0 votes)