LOS BENEFICIOS DE LA NATACION

Published in Blog Sábado, 04 Febrero 2017 13:45

La natación suma a los beneficios típicos de todos los deportes, la actividad de hacer ejercicio sin impactos, el gran desarrollo aeróbico y la implicación de todos los grandes grupos musculares. También aporta seguridad y su facilidad facilita su práctica a personas que por distintos motivos no pueden practicar otros deportes.

  • En el sistema cardiaco-vascular

La natación es el deporte aeróbico por excelencia, el trabajo aeróbico moderado y continuado es el mas aconsejado para el músculo mas importante de nuestro organismo, el corazón y el sistema circulatorio.

El corazón con el ejercicio aeróbico se fortalece y pierde la grasa que lo rodea. Por lo que cada latido es hace más potente y puede trasladar mas sangre al resto del organismo. Como resultado se produce una disminución en la frecuencia cardiaca en estado de reposo, lo que mejora la economía y la eficacia de nuestro corazón. Por la misma razón aumenta el calibre de las arterias coronarias, causantes de muchos de los problemas del sistema cardiovascular. Así el corazón aes más eficaz en el trasporte de la sangre. Reduce la tensión arterial, por lo que todo el organismo sale beneficiado.

  • En el sistema respiratorio

Con la natación fortalecemos todos los músculos, también los que se encargan de llenar y vaciar de aire los pulmones, haciendo que en cada respiración podamos tomar mas aire con menos gasto energético, haciendo la respiración mas eficiente, aumentando la oxigenación y reduciendo el estrés de estos músculos respiratorios, esto motiva una baja de la frecuencia respiratoria. Cuando nadamos a crol mantenemos la respiración y se produce una deuda de oxigeno que motiva al organismo a aumentar la densidad de los glóbulos rojos de la sangre y la capacidad de estos para transportar oxigeno. Aumenta la superficie de transmisión del oxigeno a la sangre, esto se produce por una mayor capilarización y por un mayor numero de alvéolos en funcionamiento.

Aumenta nuestra capacidad pulmonar y limpia nuestros pulmones.

  • En nuestros músculos.

La natación bien planificada ejercita todas articulaciones aumentamos la flexibilidad dinámica de estas, por lo que nuestro rango de movimiento aumenta.

Los músculos aumentan de tamaño haciéndose mas fuertes y resistentes a lesiones.

Los huesos aumentan de grosor haciéndose más resistentes a golpes y lesiones.

El aumento de la eficacia de las articulaciones debido a la musculación de tendones y ligamentos y a una mejora de la lubricación interna, sumado al aumento de la masa muscular y de su resistencia, hace que nuestra calidad de vida aumente exponencialmente. Pudiendo retrasar el envejecimiento y aumentar las posibilidades de expansión como persona móvil e independiente.

  • En nuestra psique

La mejora de la calidad de vida, de la independencia, de nuestras posibilidades físicas, hace que nos sintamos más seguros y que nuestra autoestima aumente. La natación normalmente se realiza en grupos en los que los alumnos están en estrecho contacto. El estar en bañador reduce las diferencias socio-económica, las personas se presentan tal como son y esto facilita la comunicación. Reduce el estrés. Incrementamos las actividades de nuestro tiempo libre, haciéndonos más felices. Incrementamos nuestros temas de conversación, aumentado por esto nuestra capacidad de socialización. Aumentamos el círculo de conocidos.

  • Contra el dolor y las lesiones

El aumento de nuestra capacidad física y de nuestra autoestima afecta reduciendo drásticamente muchos dolores difusos. El fortalecimiento de nuestro organismo, hace que estemos más alerta, con más equilibrio y que tengamos un tiempo de reacción complejo más eficiente y rápido, por lo que las caídas y golpes se reducen.

El fortalecimiento de los músculos, el engrosamiento de los huesos, hace que las caídas sean menos traumáticas y se recupere el estado normal antes que una persona sedentaria.

  • Contra el envejecimiento

Muchos autores afirman que una persona de 65 años que haga ejercicio a diario tiene una mayor capacidad física y vital que una persona de 45 años que no realiza ninguna actividad física. Estamos hablando de retrasar muchas variables del envejecimiento casi 20 años.

  • Mejora la vida sexual

El ejercicio físico, es decir el deporte, mejora la vida sexual desde tres vertientes. La primera especialmente en el hombre al mejorar la condición cardiovascular mejora la capacidad de mantener la tensión arterial, que repercute directamente en el mantenimiento de la erección durante más tiempo y de más calidad. La segunda tanto para el hombre como para la mujer tiene relación con el circuito de la dopamina que se reactiva y aumenta el deseo sexual. La tercera con la reducción del estrés, siendo este el problema más común en los temas de impotencia psicológica.

 

Por último también en solteros o solteras la posibilidad de ampliar el círculo de conocidos mejora exponencialmente la posibilidad de encontrar una pareja, y al compartir aficiones es más fácil entablar una conversación.

Son muchos los que piensan que la natación, es una de las mejores actividades para realizar actividad física y ejercicios especiales. Permite mejorar distintos componentes lógicos como la resistencia cardiovascular, la fuerza y la resistencia general muscular. La natación posibilita ejercitar todo el organismo sin sobrecargar ninguna parte específica y el cuerpo se mueve en un ambiente relajado en el cual la circulación, la respiración, la resistencia muscular y las secreciones corporales aumentan de a poco, pero no lo suficiente para ser eficaces con el fin de un bienestar general. No son muchos los discapacitados que pueden practicar toda la gama de ejercicios y juegos en el agua: la natación igualmente puede representar un medio para mejorar física y mentalmente, gracias al ejercicio y a la participación activa. La natación con los discapacitados mentales es mucho más que un deporte, es para ellos un relax general, que favorece el desarrollo a distintos niveles. A través de la natación el discapacitado mental puede ser llevado de manera lúdica (divertida) a saborear un éxito muy importante de experiencias positivas (influencia positiva del agua en el cuerpo, alegría y diversión en el agua, potencialización de la confianza en los propios medios, progresos en el desarrollo del yo). En relación a la vida de adulto, el deporte ofrece una sana ocupación del tiempo libre en compensación de un trabajo a veces monótono.

 

En ese ámbito, es necesario siempre tener en cuenta las distintas personalidades y capacidades de aprendizaje del discapacitado mental. Este reacciona a otras señales, es a menudo más emotivo y usa más tiempo del normal. Al discapacitado mental le cuesta imitar perfectamente un movimiento, ya que su motricidad es a menudo dificultosa. Normalmente alcanzará sólo un estilo de natación, pero de manera imperfecta. Si puede el discapacitado mental conquistar el elemento agua, este hecho constituye para él un importante crecimiento de su cúmulo de experiencias, sin dejar de lado los aspectos positivos para la salud en general. La natación es eficaz en este sentido ya que puede ser una actividad de grupo y a menudo el discapacitado en las lecciones de natación integradas puede competir a la par con personas no discapacitadas. Naturalmente, esto refuerza su imagen y la confianza en la propia posibilidad de establecer contactos sociales. Otro factor importante de la natación es que estimula a usar en forma constructiva el tiempo libre. A menudo la cantidad de tiempo libre que tiene el discapacitado es enorme, es importante por esto, encaminar este tiempo hacia una participación constructiva, organizada y satisfactoria, participación que puede nacer del placer de nadar. La natación ofrece a menudo la capacidad de normalizarse, de participar esencialmente del mismo modo que los demás, aspiración frecuente del discapacitado físico. La última finalidad está relacionada a las ventajas que la natación puede dar en el plano "emotivo". Hace bien siempre obtener de una actividad física una respuesta "sana". El discapacitado tiene en general pocas de experimentar una integración física conveniente, mientras el placer y la sensación de éxito son terriblemente importantes: por esto en cada lección deportiva en el agua, es necesario incluir logros exitosos. El niño con autismo aprende autovalimiento en los vestuarios y aprende a moverse por sí solo: aquí está lo positivo para su bienestar psicológico. El hecho de que la natación sea cualquier forma un deporte "peligroso", que no todos son capaces de practicar, aumenta la gratificación que el discapacitado extrae, de una participación coronada por el éxito.

 

En memoria a Joaquín Fernádez, los que asisten a peronas con o sin autismo en una pileta, deben prestar atención y extremar cuidados. Aun así, deben estar preparados y entrenados para rescate y resucitación.

 

Referencias: El presente se hizo a solicitud de la Fundación ANiA de Tucumán por necesidad de razones para una donación de una cobertura de pileta de natación y es un "refrito" de textos guardados en archivos de mi computadora de autores sin nombre, algunas ocurrencias basadas en propia experiencia y fotos de la Colonia de Vacaciones 2010 de "San Martín de Porres" BA. También estoy  por "usarla para obtener donaciones poe una pileta con cobertor movil -rebatible- (para todo el año) en un Centro Educativa Terapéutico que estamos construyendo en Isidro Casanova -Partido de la Matanza- en Pcia. de Buenos Aires, Argentina y que tendrá capacidad para 150 chicos y que tecnológicamente sea insuperabel. Es muy caro, pero muy necesario!

Por el accidente, no podía escribir sin sentir un montón de dolor, y una revista en la que colaboro me pedía un artículo, así que de paso, les mandé el presente, ¡Tuvo una excelente repercución!...En tal sentido, cualquiera sientase libre de usar el texto sin citar fuentes. Gracias y disculpas a los anónimos y diversos autores.

AUTISMO Y EDUCACION ESPECIAL

Published in Blog Sábado, 04 Febrero 2017 13:14

 

 

El Ciclo Lectivo 2017 comienza y estamos re–elaborando los Programas Educativos Individuales (P.E.I.) del año pasado de los alumnos regulares y de elaborar los de aquellos que recién comienzan.

 

·         ¿Qué es un Programa Educativo Individualizado (P.E.I.)?

 

La Escuela de Educación Especial San Martín de Porres, incorpora la necesidad de la elaboración de un Programa Anual singular, único y mensurable para cada niño/a que concurre a nuestro establecimiento. Para la elaboración del mismo, entusiasmamos a los padres a que elaboren y acerquen a la escuela sus propuestas respecto de la adquisición de conocimientos académicos, hábitos de la vida diaria, socialización, modificaciones conductuales y comunicativas que suponen lógicas que sus hijos desarrollen.

 

·         Historia

 

El Programa de Educación Individualizada (Individualized Education Plan -IEP-) es descripto por primera vez en la Ley de Individuos con Discapacidades (IDEA). Ésta es una Ley Federal del parlamento de los Estados Unidos que señala requisitos generales la educación de niños con discapacidades. Sistemas semejantes operan en la Unión Europea. El IEP es una declaración por escrito del programa de educación especial del niño que identifica los servicios que un niño necesita para que pueda crecer y aprender durante el año escolar. El IEP nos da una idea general del plan educativo especial del niño, definiendo las metas para el año escolar, los servicios que se necesitan para ayudarle a cumplir esas metas y un método de evaluación del progreso del niño o joven.

 

·         Programas

 

Los llamamos Programas Educativos Individualizados (PEI) son formulados por el staff pedagógico de la institución, teniendo en cuenta al niño, sus potencialidades y las posibilidades de la escuela para desarrollar un programa a lo largo del año que contemple las áreas académicas, comunicativas, conductuales, sociales y de hábitos de la vida diaria. Se atienden aquellas áreas que no les son fáciles de sobrellevar en la diaria y de convivencia del niño con TEA y su familia.

 

En la confección del PEI confluyen miembros del staff de la institución que tratan con el niño/a, como docentes, orientadores y docentes extraprográmaticos.

 

En todos los casos, el PEI fija objetivos mensurables como así también la forma de realización y evaluación de cada uno, de tal manera que el “gol” sea la producción y establecimiento en forma adecuada a la necesidad del empleo del mismo en los niños y jóvenes, y en forma independiente del estímulo del docente. El método para tener una información precisa del resultado es la calificación (después de los ensayos respectivos) “A”, o el haber logrado tal objetivo “siempre” y en forma “independiente”. Es “B” cuando lo logra a veces y con el estímulo del docente. “C”  cuando sucede solo algunas veces y siempre con ayuda y “D” cuando el objetivo no fue alcanzado o debe ser desestimado. Este simple sistema de calificación ayuda al entendimiento de los padres quienes reciben un boletín semestral con los alcances parciales de los objetivos propuestos y sean ellos que puedan evaluar el progreso de su hijo/a y, por supuesto, el trabajo del docente o encargado del desarrollo de tal objetivo. En las calificaciones del primer semestre, están los resultados de los objetivos parciales fijados en la elaboración del PEI, ya que éstos están divididos en etapas.

 

La escuela mide el desarrollo de los objetivos en forma diaria, en el registro oficial, o sea que en el PEI, los reportes son bimestrales.

 

·         Áreas

 

Las áreas de programación son principalmente cinco:

 

 Académica

 

1.       Comunicativa

 

2.       Autovalimiento (ABD  instrumentales y básicas)

 

3.       Conductual

 

4.       Socialización

 

5.       Deportes

 

6.       Artes Plásticas (pintura y escultura) y Musicales

 

7.       Talleres

 

 Académica:

 

San Martín de Porres es una Escuela de Educación Especial, Centro Educativo Terapéutico, Centro de Transición a la Vida Adulta, Centro de Rehabilitación, Evaluación y Diagnóstico, y Centro de Estimulación Infantil (Intervención Temprana) en Trastorno del Espectro Autista (TEA). Es principalmente una facilidad educativo-terapéutica compleja y completa para niños y jóvenes. Por esta razón, nuestros alumnos poseen una diversidad única con la posibilidad de elaborar una currícula que se amolda a la necesidad individual, de un “Programa Educativo Individualizado” que contemple sus necesidades académicas individuales.

 

En Porres concurren niños con autismo severo y dificultades educacionales inmensas, como así también niño con TEA más leves (Síndrome de Asperger) y con inteligencia cercana o superior a la “normal”.

 

Cada niño asiste a aulas adecuadas académicamente que contemplan el desarrollo individual de cada alumno e incluye la posibilidad de integración al aula convencional.

 

El mismo programa educativo, se imparte en todos los niveles en tres formas:

 

- “MEI” o Módulos Educativos Individualizados

 

- “MAC” o Módulos de Aprendizajes Compartidos, y

 

- “Actividades Programadas”

 

Respecto de los primeros, con la presencia de parejas educativas en cada aula y las mismas provistas de un mobiliario especial que permite que mientras uno de los educadores trabaja en forma individualizada, el segundo lo hace en forma conjunta con el resto del grupo. Cuándo termina el módulo, el niño que estaba trabajando en forma individualizada puede concurrir al módulo compartido, en tanto uno de quienes se encontraban en éste espacio concurre programadamente al área individualizada. Indistintamente, uno (o más) pueden ser retirados del área compartida para realizar otras actividades prevocacionales, recreativas o deportivas, según corresponda.

 

Los módulos compartidos, corresponden a las actividades áulicas grupales atendiendo a que es de suma importancia para los chicos con autismo la espera de turnos, las respuestas a unísono y las actividades conjuntas. Poco se diferencia el MAC en éste punto de un aula convencional, tal vez la disposición sea diferente, pero el objetivo académico es lograr el mayor tiempo de atención conjunta para la adquisición de los conocimientos.

 

Las “actividades programadas” corresponden a todo tiempo organizado en que no se participa de los MEI o MAC, como la entrada en la escuela y en el aula, el “roll-call” (qué día de la semana, el tiempo, presentes y ausentes), sacarse los abrigos, colgar su mochila en la percha que tiene su nombre y foto, entregar el “cuaderno de comunicaciones”, llevarlo a la Dirección; llevar las comidas, los momentos de recreación, las actividades deportivas, las actividades programadas sociales (salidas, excursiones, etc.) Que se encuentran dispuestas tanto en la agenda áulica como en la personal.

 

La elaboración del PEI tiene la necesidad no solo de contemplar el desarrollo del niño/a sino también los recursos de la escuela para la realización de éstos cometidos, tanto humanos como económicos, teniendo en cuenta el desarrollo de programas que involucran en forma constante a la gran proporción de los estudiantes como lo es el deportivo, principalmente al programa anual de natación, como el veraniego que se desarrolla en nuestras piletas en forma diaria, como el invernal que implica el traslado de los estudiantes al natatorio distante a cuatro cuadras del Club Portugués dos veces a la semana. El Programa Deportivo incluye actividades en el Club Almirante Brown – distante a dos cuadras - con el correspondiente traslado. Asimismo, concurren en forma semanal a parques y supermercados y en forma mensual realizan compras en Centros Comerciales con concurrencia a restaurantes, cines y teatros y excursiones a lugares de interés.

 

 2. Comunicativa:

 

Si bien todas las actividades de la escuela están debidamente señalizadas con el Programa PECS (picture exchangable communication system), la implementación del mismo en los documentos individualizados está demarcada en los logros del período educativo anterior, para lo cual se toman sus progresos y se trazan nuevas metas en los estudiantes regulares. En algunas oportunidades se debe intensificar su aplicación o pasar a nuevas etapas del mismo como en otros casos el PEI debe cambiar la modalidad para hacerla más eficaz ya que el niño ha comenzado a incorporar palabras. En otras comienza a ignorar la imagen y leer la palabra escrita. Esto requiere el dinamismo que le otorgan los maestros (especializados en audición voz y lenguaje) y los profesionales del área. Si bien en forma tradicional, los especialistas del área son generalmente los fonoaudiólogos.

 

En San Martín de Porres no hemos encontrado el exacto perfil de un solo encargado del desarrollo del Programa por lo cual se lo considera “incumbencia” del equipo directivo. Es éste –junto al Programa de Modificación de la Conducta y el académico- los más desarrollados en la Escuela y tenemos amplia documentación disponible y testimonios de los logros alcanzados. La enseñanza es aplicada en cada situación posible. Respecto de los alumnos ingresantes en el nuevo período, nos valemos de exámenes y tests que nos revelan una “línea de base” para trazar los objetivos del PEI. En éstos casos se trata mayormente de “tentativas” que pueden verse rápidamente superadas o por el contrario, implican el retroceder en los objetivos a otros más operativos y modestos.

 

 3. Autovalimiento:

 

Usualmente los objetivos alcanzados por los estudiantes son rápidamente generalizados y se mantienen aún por períodos largos como suelen ser las vacaciones, lo que no implica deban ser permanentemente reforzados para que se conviertan en rasgos de personalidad con el debido cuidado para evitar se tornen en hábitos compulsivos.

 

Entendemos que los niños/as que, por ejemplo, han alcanzado por la aplicación de un programa de “toilette” el control de esfínteres, sienten ante todo, confort y seguridad, por lo que tal hábito es muy difícil de perder, más cuando es reforzado por la ya orgullosa familia. Mientras tanto, el PEI debe contemplar que el estudiante se perfeccione. Incurrimos acá en áreas complejas y me refiero específicamente al cuerpo del estudiante. Hoy los docentes no quieren comprometerse en situaciones riesgosas por lo que procuramos una actitud intermedia, empleando también al personal de salud (enfermero y enfermera) que colaboran en tal sentido y tienen la actitud docente respecto de la higiene íntima personal.

 

4. Conductual:

 

En los estudiante regulares rara vez se presentan problemas serios de conducta ya que tales han sido superados (comportamientos autolesivos – CAL- o agresivos) y en general el PEI trata sobre la superación de los comportamientos compulsivos y las estereotipias, que en general son de difícil extinción tanto por los mecanismos que las generaron (que no siempre responden a una funcionalidad comunicativa) y que nos son desconocidos por lo que se han constituido en “rasgos de personalidad”. Basamos nuestra filosofía en la estricta aplicación del ABA (applied behavioural analysis) en forma 1:1.

 

Aquí y allá, las mismas se tratan en el sentido que las “desaprendan” proponiendo distintas operaciones de establecimiento que cambien la atención de los estudiantes. El PEI no solo contemplará el número de acciones por hora sino también la intensidad de las mismas, fijando el objetivo en ambas disminuciones y aun procurando su extinción.

 

Siendo nuestra escuela un centro de tratamiento de CAL –comportamientos autolesivos- en muchos de nuestros nuevos alumnos deben contemplarse tales necesidades. Siempre procuramos una rápida extinción en número e intensidad de tales conductas mediante el estudio detallado de su funcionalidad comunicativa, los disparadores inmediatos y los mediatos, la implicancia de las medicaciones que se le proporcionan y ante todo, constituir un ambiente institucional seguro, dinámico, alegre y motivador al cual se quiera concurrir. El trabajo con la familia en éstos casos no solo es necesario sino obligatorio ya que se deben modificar todas las correspondencias comunicativas para evitar tales comportamientos destructivos.

 

 5. Socialización:

 

Es, por distintas razones una de las áreas menos mensurables en los objetivos. En casi el 100% de los casos y a lo largo de la breve historia de la escuela el “campo de prueba” de las programaciones de las distintas áreas. Cuando los estudiantes salen a las distintas actividades sociales suelen observar los mejores comportamientos, aun en tiempos de espera (colas, embotellamientos, retrasos) y nos da la medida del trabajo obtenido.

 

La socialización incluye los comportamientos compartidos grupalmente, tales como las Actividades Programadas -deportivas, compras, excursiones, espectáculos, etc. las que el estudiante desarrolla individualmente, o sea cómo se comporta individualmente una persona con autismo en situaciones sociales en las que habitualmente no participaba.

 

 

 

6. Deporte:

 

 Aportación de la familia

 

 Esperamos la familia nos interrogue en el proceso de elaboración del PEI respecto de

 

Los programas conductuales que empleamos en sus niños, nuestros conocimientos y certificaciones al respecto: 

 

1.       Utilización de programas basados en Apoyos Conductuales Positivos para el control de las situaciones violentas.

 

2.       Empleo de Sistemas de Prevención de Situaciones de Crisis.

 

3.       Poseen un equipo de Intervención en Situaciones de Crisis Conductuales

 

4.       ¿Poseen un plan para Identificar las funciones de las conductas – problema?

 

5.       ¿Utilizan métodos para descubrir “predictores” que anticipen  las conductas agresivas?

 

6.       ¿Realizan reuniones de staff que contemplen la funcionalidad del niño/a en las distintas áreas?

 

7.       ¿Qué sistema emplean para los casos de accidentes? 

 

·         Discusión

 

Según el paradigma en boga en la Argentina en educación (incluyendo la rama de “especial”) los conceptos aprendidos por los alumnos se relacionan formando su estructura cognoscente en forma de red. Tales conceptos a aprender deben ser significativos para la persona de acuerdo a su propia estructura psicogenética. Los nuevos conceptos serán demostrativos, entendibles y aprendidos por los alumnos si pueden vincular la nueva información a alguna rama de su red a partir de los intereses y motivaciones que los alumnos traen consigo. Va de suyo que en los alumnos con dificultades -como los chicos con autismo-, tales motivaciones son prácticamente inexistentes. Esto marca tan solo uno de los límites del constructivismo educativo.

 

El constructivismo es un campo muy amplio: solo en el sector educacional (no en áreas filosóficas o sociales) existen más de 25 diferentes variedades. El término ‘constructivismo' está de moda, casi siempre usado tenuemente sin una clara descripción de su sentido, y sin claras conexiones a una base epistemológica. El constructivismo niega los principios del darwinismo sobre la superación de límites y tiende hacia la idea de que no hay verdad sólida y no hay respuestas correctas, va de suyo que no es la mejor manera de enseñar pensamiento lógico y resolución de problemas. La no existencia de respuestas erróneas, es, por lo menos en educación especial, una idea lisa y llanamente errónea.

 

 Asimismo en términos de metodología áulica, la cuestión de activo vs. pasivo corresponde sea aclarada: La insinuación que el conductismo es pasivo y el constructivismo es activo es falsa. No hay antecedentes para sustentar la idea que el conocimiento objetivo conduce necesariamente hacia una pedagógica o ‘método acumulativo' (pasivo) de enseñanza en el cual los alumnos son entes mentales esperando un llenado cognoscente. Es simplemente una conclusión ilógica. Los conductistas sostenemos el rol activo del estudiante en su aprendizaje, tanto en los aprendizajes individualizados como en los compartidos, incluyendo también las Actividades Programadas.

 

 Orson Welles decía “la experiencia solo sirve para mostrarnos las oportunidades que perdimos”. Día a día nos damos cuenta en nuestro país de la decadencia educativa, la que no solo vemos en la permanente “caída libre” de la antigua posición hegemónica con respecto a los demás países latinoamericanos, sino también, del constante fracaso de los estudiantes en ámbitos académicos formales. 

 

En tales circunstancia lo más inteligente sería usar currículas y metodologías educativas estructuradas, que detengan la decadencia del sistema educativo que atado al enfoque constructivista del “arréglese como pueda”.

 

Un sistema educativo conductista, fuertemente estructurado y basado en programaciones individualizadas mide los progresos reales del estudiante como así también el esfuerzo del educador para tales superaciones (sistema primario). También evalúa el desarrollo del mismo en el aula; ambos, educando y educadores (sistema secundario) no se detienen acá. Implica además los ámbitos de dirección de la escuela al mensurarse los progresos de todos los estudiantes y sus educadores (sistema terciario) y así ascendiendo a todo el sistema educativo y sus órganos de dirección y control. 

 

¿O es que tal cometido de evaluación no es políticamente adecuado? Ser “constructivista” continúa siendo una idea seductora para muchos educadores argentinos, imbricados en ponencias supuestamente progresistas y presumiblemente anti – autoritarias al declamarse a sí mismas libres de estructuras basadas en la disciplina para otorgar al estudiante la “libertad”, emancipándolo de cualquier tipo de responsabilidad personal e indultando al sistema educativo de la pesada carga de enseñar.

 

Lic. Claudio Hunter – Watts

HABLANDO DE AUTISMO

Published in Blog Sábado, 04 Febrero 2017 13:12
Los Trastornos del Espectro Autista son, sin lugar a dudas, el peor de los diagnósticos psiquiátricos que un niño pudiera recibir. Su pronóstico es "reservado" (“leves” resultaron severos con el transcurso del tiempo y, viceversa) y dura el transcurso de su vida ya que no existe cura. Es de origen genético y están alteradas las funciones cerebrales (20-30% desarrollan epilepsia)
¿Qué es “severidad”?:
· Falta de comunicación, desde ser completamente no verbales (denominados de “bajo funcionamiento”-C.I. o coeficiente intelectual por debajo de 70) hasta hablar de forma monótona y solo de intereses sumamente restringidos, sin empatía alguna por el otro (los de “alto funcionamiento” C.I. apenas por debajo de 90 hasta por encima de la media)
· Conductas inapropiadas complicadas con trastornos obsesivos compulsivos, que pueden ir desde la agresión a otros hasta las autolesiones, o ambas. Los trastornos alimenticios, como la hiperselectividad y la anorexia, desde la extrema delgadez hasta la hiper obesidad mórbida. Un gran porcentaje sufre de “Pica” o ingesta de sustancias no alimenticias (cualquier cosa que les llame la atención: insectos, tierra, excrementos, etc.) Conductas estereotipadas (aleteo de manos, mirar el movimiento de sus dedos, apilar objetos, dar saltos, etc.). Insomnio, gritos, arañazos, incontinencia, escoprofagia, masturbación compulsiva e hiperactividad son muy frecuentes. Las crisis conductuales pueden ir de moderadas a muy severas.
¿Cuándo y cómo se detecta que un niño pudiera tener autismo?:
Debiera ser durante la visita pediátrica por las manifestaciones de los padres respecto de las conductas del niño ya que difieren de las convencionales, pero los pediatras y las enfermeras en la Argentina no están entrenados en conductas. Pudiera hacerse un “screening” sobre la población general de infantes, pero hay también “falsos positivos”. La detección del autismo se puede lograr desde el año o el año y medio de edad y es muy importante actuar ahí con mínima modificación de conductas y mediante un trabajo intenso y consistente, crear hábitos saludables de vida. El diagnóstico, se hace a partir de los 24-36 meses. Con el Certificado de Discapacidad y mediante la Ley 24.901 el Estado Nacional, mediante las Obras Sociales, se hace cargo de la educación y la salud de las personas minusválidas.
¿Se cura el autismo?:
No, pero mediante la detección temprana y el tratamiento conocido como ABA (Applied Behavioural Analysis) de educación temprana intensiva se logran importantes cambios que se manifiestan en incrementos significativos en la comunicación, la independencia y control de las conductas. Así, unos muy pocos logran no calificar como autistas. En algunos casos se logra insertar al niño en la educación común o especial. Unos pocos logran la educación secundaria y hay casos –aislados- que pueden lograr estudios universitarios. Lo más frecuente es que concurran por largos períodos de sus vidas a centros educativo-terapéuticos o a centros de día.
¿Cuánto vive una persona con autismo?:
Hasta hace poco se pensaba que vivía lo mismo que la población general, pero un reciente estudio sueco revela que las personas con TEA viven aproximadamente 16 años menos que la población general, atribuyendo las causas del deceso, en los severos, a accidentes o enfermedades (no detectadas por la baja comunicación) y, en los de alto funcionamiento, al suicidio.
¿Qué porcentaje –en la Argentina- padece autismo?:
No sabemos en nuestro país, pero en los países serios, el porcentaje se estima entre el 1 y el 1,5% de la población.
¿Que no se dice del autismo?:
· Es un trastorno de tal magnitud que afecta seriamente a todo el núcleo familiar perturbando su vida habitual en forma permanente. Hay contadas experiencias de la importancia de entrenamiento de la familia para sobrellevar la vida con niños con TEA y que a su vez se conviertan en maestros del mismo siendo parte de los procesos de aprendizaje. Contrariamente, son permanentemente invadidas por hábiles publicidades de tratamientos anticientíficos que prometen “la cura” y que no tienen otro interés que el económico.
· No es “materia de estudio” en las universidades ni de medicina ni de psicología (tampoco de enfermería o psicopedagogía) por lo que se dificulta su detección temprana y se desperdicia la mejor oportunidad de la intervención.
· Que la falta de conocimiento y la inconsistencia de la mayoría de las intervenciones tempranas a cargo de profesionales inexpertos y/o desinteresados, provocan que las tempranas malas conductas adaptativas se conviertan en los rasgos de personalidad característicos de las personas con trastorno autista y que son muy difíciles de modificar en edades posteriores.
· Son muy pocas las instituciones especializadas en la educación y tratamiento de personas con TEA por lo que el mercado ha creado alternativas que devienen –en el tiempo- en agravamiento y frustración tanto para el individuo como para la familia
· Las medicaciones psiquiátricas abundan, pero no existe una específicamente una para el “autismo” por lo cual –muchas veces- se hacen combinaciones que terminan no solo siendo ineficaces sino perjudiciales para la persona con autismo. Asimismo se dan a infantes mediaciones no recomendadas o debidamente probadas en niños. Las medicaciones siempre tienen efectos secundarios y éstos no siempre son tenidos en cuenta o se los menciona como “efectos colaterales”.
· El “autismo adulto” no es considerado. Los “programas laborales” para personas minusválidas no incluyen la complejidad de los que las personas autistas requieren. Los “programas de respiro” son casi inexistentes al no ser reconocidos por el Estado, al igual que los “programas residenciales” específicos para personas con TEA.
En mi opinión, las personas con trastornos del espectro autista son más de los que las autoridades pensaron, por lo que siguen siendo una “materia pendiente” tanto de la salud pública como de la educación. Mi recomendación sería que se hiciera una reconsideración de las estrategias generales que emplea el Estado a los efectos de logros más humanos, eficaces, duraderos y económicos para beneficiar a las personas con TEA, a sus familias y a la comunidad en general.
Lic. Claudio Hunter – Watts